Taylor Swift le escribió hoy una carta a Apple en su Tumblr. En su carta la cantante explica porque su último disco “1989” no estará disponible en el servicio de música de Apple, próximo a lanzarse el 30 de Junio de 2015. La razón es que Apple va a dar tres meses gratis del servicio y lo escuchado en esos tres meses por los usuarios no se lo pagaran a las disqueras. Como compensación Apple va a pagar un porcentaje ligeramente más alto que otros servicios de Streaming. Ya la cantante había hecho un pronunciamiento similar cuando retiró el disco de Spotify por no poder ponerlo solamente en el servicio pago.

En ese pronunciamiento Taylor Swift explica que “ La música es arte y el arte es escaso.” Nada más alejado de la realidad. El arte es muy común, casi todos lo hacemos. El arte bueno es ligeramente menos común, pero todavía bastante común. Lo que es más escaso es el arte bueno que se hace famoso. Una vez que alguien es famoso como Taylor Swift el ambiente económico en el que operan cambia. Básicamente se vuelve un mercado sin competencia. La única persona que puede crear música de Taylor Swift es Taylor Swift, obviamente. Ella controla la oferta y dispone de ella en demostraciones de fuerza como los que hemos visto. A pesar de que afirme respetar y admirar a Apple,  quién no respeta y no admira es a los artistas aún por descubiertos que no tienen el privilegio que ella tiene a causa de su fama.

Tim O’Reilly lo dijo perfectamente, parafraseo, “El mayor enemigo de un artista no es la piratería, es la oscuridad.”  En este caso, sustituyo la piratería por todas las maneras en las que un usuario puede escuchar música o disfrutar de otras obras de arte, sin que el artista reciba recompensa. Para un músico sin la fama de Taylor Swift, los tres meses gratis de Apple Music se convierten en una oportunidad para ser descubierto. Al no costar nada escuchar un artista desconocido el chance de escucharlo aumenta. Taylor Swift quiere que Apple pague por esa oportunidad, no solo al artista desconocido, sino a ella también. Ella tiene el privilegio de no necesitar ser descubierta. No pierde nada sacando su disco de Apple Music. Sus fans saben de su disco y hay suficientes maneras de promoción si aún alguien queda alguien que no lo ha escuchado. El disco salió hace ya casi un año.

Apple tampoco va a sufrir con la decisión de Taylor Swift. Si, tal vez menos gente use el servicio gratuito, sea para apoyar a Taylor Swift o porque su ausencia haga el servicio inútil para ellos. El único que sufre con esto es el artista desconocido, en vez de contar con la ayuda de los que ya lo lograron, como Taylor Swift, para promocionar un servicio en el cual escuchar música nueva es sencillo, tienen otro obstáculo para lograr ser reconocidos: A los famosos no les gusta como lo están intentando.

Créditos de la foto: a katz / Shutterstock.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here