Este fin de semana se cumplió un año de la llegada de los primeros Apple Watch a los que hicieron pre órdenes un mes antes, (excepto algunos que pidieron el modelo Sport negro que fue el primero que se agotó). Un mes más tarde yo publiqué mi larga revisión del Apple Watch. Suena lógico que ahora vuelva a escribir sobre este producto.
Una de las ideas que yo exploraba hace un año es que Apple buscaba convertirse en una compañía de relojes y que el Apple Watch no sería tratado como un gadget más. O más bien, que si Apple le daba un tratamiento de gadget, el watch no tendría el éxito que se deseaba. A un año vista la situación es aún confusa. Ciertamente, Apple ha tratado al watch como un articulo de lujo y en vez de sacar un modelo nuevo sustituto ha lanzado al mercado un sin fin de correas y un modelo con la marca Hermés que se distingue solo en la correa y una esfera exclusiva con la marca. Apple ha hecho un update significativo, con aplicaciones nativas, y varios updates corrigiendo errores.
Todo esto indica que la estrategia de Apple es competir en el mundo de los relojes. ¿Ha sido exitoso? Depende de como lo mires. Por un lado, Apple ha vendido cerca de 12 millones de relojes durante el año, logrando un ingreso de 6 millardos de dólares. Como comparación Rolex vende unos 6 millones de relojes con un ingreso de 4.5 millardos. En este sentido ha sido un éxito roundo. Esta debería ser la óptica si pensamos en el Watch como un reloj. Si lo pensamos como gadget y lo comparamos con el iPhone o el iPad entonces el Watch es un fracaso ya que sólo ha vendido una cantidad similar al iPhone en su primer año y aún existen dudas si se convertirá en un éxito tardío como el iPhone o más bien un éxito temprano como el iPad, que actualmente está decayendo en sus ventas.
Personalmente sigo usando el Apple Watch todos los días. Las complicaciones en la esfera siguen siendo lo que encuentro más útil. Evito usar las aplicaciones por lo lenta que son, sin embargo sigo utilizando algunas. Las miradas rápidas también las utilizo poco. La principal utilidad sigue siendo la parte de actividad, tanto indicar que actividad estoy haciendo como revisar mis logros diariamente. Sin embargo, ya no encuentro tan importante alcanzar las metas todos los días. Los mayores defectos siguen siendo las escasas opciones agradables en las esferas, la falta de opciones en las complicaciones y que el Watch no pueda usarse para nadar con confianza. Las correas no han resultado un gran éxito conmigo, las de Apple son de calidad y costosas, mientras que las de terceros, aunque económicas, muestran falta de imaginación y tienen detalles de fabricación.

En vez de celebrar su cumpleaños feliz, el Apple Watch ha recibido un sin fin de críticas. Si lo usas o no, rumores que será sustituido por un modelo más joven y delgado, con alguna que otra visión razonablemente objetiva de lo que ha sido este año. Yo aún pienso que el Watch es un producto para un grupo particular de personas y que un nuevo modelo no va a lograr convertirlo en un éxito como el iPhone. Apple podría tal vez cambiar la parte interna para hacerlo más rápido y aumentar la capacidad de la pila, la cuál, sorprendentemente, no ha resultado un problema en absoluto.
Yo creo que Apple va a hacer lo mismo que siempre: Ignorar a críticos y fanáticos y mantener el curso que le parece el mejor para alcanzar el éxito financiero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here