En una época de calentamiento global y de escasez de recursos energéticos, la sustentabilidad es una necesidad y hasta debería convertirse en una premisa imprescindible. Tal es el caso de la casa Arau_108, un proyecto liderado por el estudio FRAME del arquitecto norteamericano Fernando Ramirez que consiste en una vivienda proyectada para satisfacer las exigencias actuales de fusionar la sustentabilidad y eficiencia energética como parte de la arquitectura. Esta casa comenzará a construirse en junio de este año como “casa muestra” en un lote ubicado en la nueva ciudad pueblo Puertos Lago Escobar desarrollada por Eduardo Constantini.
Según Ramirez, el estudio busca “reinterpretar la estructura vernacular” generando una casa con un estilo moderno y, a su vez, sustentable. “Se busca generar un aporte extra además del estético”, agrega el arquitecto.
Este es un producto sustentable desde lo proyectual, gracias a los estudios realizados previos a la concepción general de la idea del proyecto. Se tomaron en cuenta los factores climático y ubicación geográfica, entre otros factores, y en función a ellos se elaboró un plan de cómo debería ser la vivienda. “Para comenzar, se optó por efectuar los primeros estudios en base a la optimización del confort y la eficiencia térmica (análisis del confort del usuario, estudios de envolvente, estudios de demanda térmica y eléctrica, modelado, análisis de escenarios y recuperación de inversión (ROI), etc)”, cuenta Ramírez y agrega: “En una segunda etapa, se enfocaron los estudios a la orientación a la construcción Bio-Climática / Passive-House  (climatización pasiva, análisis de irradiación solar, optimización del sombreado, eficiencia y aprovechamiento de la iluminación natural, análisis de escenarios y recuperación de inversión (ROI), etc.)”.
Screen Shot 2016-07-22 at 2.18.08 PM
Otra herramienta implementada en el proceso de diseño sustentable fue la plataforma Palette 2030, una plataforma gratuita y sustentable que sirve como herramienta para la comunidad de urbanistas, arquitectos, ingenieros y constructores, para planificar y diseñar teniendo en cuenta el impacto del cambio climático. También, el sistema alemán de construcción sustentable DGNB  -que es como la versión alemana del LEED pero incluye el ámbito social-.
El proyecto cuenta con un sistema de terrazas y techos verdes, cerramientos con doble vidriado hermético (DVH) y un sistema de captación de aguas de lluvia para reutilización en riego, mantenimiento y reposicionamiento del agua de los inodoros. Para el calentamiento de agua se utilizará un panel termodinámico que es un tipo de panel que funciona día y noche porque captan la energía del ambiente, no sólo con el sol, y ante cualquier situación climatológica, lluvia, viento, nieve, etc. “Es una gran prestación con baja inversión”, comenta el arquitecto. En cuanto al calentamiento y  climatización de todos los espacios se optó por una bomba aerotérmica que recoge la energía del aire ambiente y, a  través de un ciclo de compresión de un gas refrigerante, potencian esa energía hasta más de cuatro veces para climatizar la vivienda con la más alta clasificación energética posible y apenas emite CO2 al medio ambiente.
La parte del parque, se diseñó con especies autóctonas que no requieran un uso excesivo del recurso hídrico, y en el área de recreación se construirá una Bio-piscina, donde el principal objetivo es mitigar el uso de químicos, ya que su mantenimiento se logra a través del ecosistema generado por las especies vegetales.
Como otro aporte en este concepto, se trabajará en la obra con la separación y clasificación de residuos de obra para posterior reciclado. También se organizó para trabajar con proveedores de la zona con un radio no mayor a 50 km. “Este plan, nos permite controlar en gran parte la reducción de gases C02 (monóxido de carbono), generados por todos el transporte de los insumos a utilizar en la obra”.
Estética que cuida el planeta
Rodeada de verde y lagos, la casa Arau responde intencionalmente a mimetizar sus visuales internas con el exterior, permitiendo generar en cada espacio una mirada amplia y contemplativa del paisaje. “Tiene tres plantas y los dormitorios cuentan con terrazas que bajan con una inclinación de 19º haciendo que se fundan con el terreno”, explica el alma mater de este proyecto.
Desde el aspecto proyectual, se reinterpreta la función dándole una nueva mirada donde el paisajismo, arte, diseño y la arquitectura, se manifiestan bajo un mismo concepto.
La materialidad de la fachada está prevista resolverse de un hormigón con textura que semeja a la madera.  En la cubierta, o “la quinta fachada” como la llama Ramirez, se realizarán techos verdes y techos blancos que permitan mejor conservación de la energía y aislación del calor o frío exterior. Esta redundaría en menor necesidad energética para calefaccionar o refrigerar la casa.
Screen Shot 2016-07-22 at 2.17.57 PM
Desde el interior, se distingue con una materialidad ligera, abierta y cálida, que se va distribuyendo en todo su recorrido. En lo programático, la vivienda a pesar de que se muestra como un solo volumen, internamente se intercepta por un eje divisor que independiza las funciones de la circulación. En consecuencia, los espacios de circulación -además de distribuir al usuario a cada espacio- incorporan en sus extremos áreas de trabajo y espacios de lectura que contemplan el adentro y el afuera.
En la planta baja se desarrollan todas las funciones del área social. Se manifiesta como un espacio abierto rodeado de visuales que contienen el living y comedor. En contraparte, las áreas de servicios (toilette, cocina, breakfast room, cuarto de máquinas y lavado), son contenidos por un cuerpo que protege las visuales hacia el interior. La primera planta se compone por dos habitaciones que comparten el área de bachas del baño, y el área de toilette y ducha, es controlada por cerramientos livianos donde el doble lenguaje reflectivo/traslúcido, le permite al usuario tener una mirada más amplia del espacio. Por último, en la segunda planta, se encuentra la habitación principal. En ella el espacio se abre como especie de mirador, permitiendo ampliar la mirada desde la terraza que se integra al techo verde de la casa.
Screen Shot 2016-07-22 at 2.18.23 PM
DATOS DEL PROYECTO
Nombre: Casa Arau_108
FRAME: Fernando Ramirez Elite
Proyecto: Arq. Fernando Ramirez
Equipo: Alejandro Saavedra + Ariana Szmedra
Diseño de interiores: FRAME
Paisajismo: FRAME
Ingeniero calculista: Roberto Sassanni
Sustentabilidad y Eficiencia energética: FRAME + Sustentia Ingeniería (ing. Lucas Lago).
Ubicación: Puertos del Lago, Escobar, Argentina
Ecosistema: Humedal
Superficie del terreno: 517 m 2
Superficie a construir: 250 m 2
Inicio de proyecto: Junio 2016