Cultura

Remarketing es saber insistir

Abres Facebook para publicar una foto de tu gato y de repente te aparece, a un lado, un aviso de ese Apple...

Guillermo Amador Written by Guillermo Amador · 1 min read >

Abres Facebook para publicar una foto de tu gato y de repente te aparece, a un lado, un aviso de ese Apple Watch, o bicicleta, o guitarra eléctrica, o lo que sea que estuviste media hora revisando en un sitio web hace unos días.

“Me están espiando” es lo primero que se te viene a la mente, desenchufas el Amazon Echo, (o Alexa, como le digo yo), miras con recelo a Siri (al teléfono, pero pensando en que Siri te está viendo), y haces “pruebas” con la aplicación de chat del teléfono, a ver si es “por allí que te están espiando”.

Pero resulta que es el remarketing. El famoso remarketing…¿o no es tan famoso?

La definición más o menos técnica del remarketing (o retargeting, como le dicen los amigos), es crear campañas de anuncios personalizadas para esos usuarios que han visitado alguna vez sitio web o alguna de tus “propiedades” en redes sociales.

El concepto básico del remarketing es llegar a personas que de alguna forma ya conocen tu marca o tus productos y tienen parte del camino recorrido para llegar a la compra. Se trata de crear varios impactos cada vez más personalizados, animando al usuario a avanzar por el llamado “embudo de conversión”.

El proceso se resume en tres pasos:

    1. El usuario visita nuestro sitio web o consume digitalmente un contenido de nuestra marca.

 

    1. En esa visita, el navegador de dicho usuario hace que se “dispare” un pixel, que lo añade a una lista de remarketing cuyos parámetros hemos definido previamente (“persona de 18 a 24 años que están interesados en computadoras”, por ejemplo)

 

  1. Se realiza una campaña de anuncios orientados a esa lista, personalizados, que solo podrán ver los usuarios que forman parte de ella (por ejemplo, para mostrarles un producto, información o servicio relacionado con que sean “personas de 18 a 24 años que están interesados en computadoras”).

El remarketing es básicamente saber insistir, porque sabes a quien le vas a insistir (está interesado porque ya vió el contenido), cuándo insistirle (los avisos no salen apenas te vas del sitio web, se toman unos días, semanas en aparecer), y cuándo dejar de insistir (dejan de aparecen a los 60, 90 días, no es que te persiguen para toda la vida).

Y cuan lejos se puede llegar si se sabe insistir 😉

Written by Guillermo Amador
Guillermo es Arquitecto, Marketero, Podcaster. También es Masterchef de su casa. En sus ratos libres...ah no, eso no tiene. Profile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *