Opinión, Tech

Los rusos y las arrugas

Todos están publicando su foto de cuando sean ancianos. En este mundo adicto al gimnasio, las ensaladas y el verse bien, resulta...

Ricardo Cie Written by Ricardo Cie · 2 min read >

Todos están publicando su foto de cuando sean ancianos. En este mundo adicto al gimnasio, las ensaladas y el verse bien, resulta que se vuelve tendencia subir una foto sin pelos, con manchas en la cara y con la piel convertida en una sábana usada. Eso es lo que ha generado la “FaceApp” y su uso de la inteligencia artificial para predecir cómo va a envejecer nuestro rostro.

Cosas de las redes, dirán. Sin lugar a dudas es una aplicación de la tecnología que todo el mundo entiende. Y todos quieren participar también. ¿Cómo negarse a dar un par de clics y echar un ojo a nuestro propio futuro? ¿De viejo me voy a parecer a mi papá?¿A mi mamá tal vez? Pero esa diversión superficial oculta un peligro bastante grande: con los permisos para el uso de esa app, das tu autorización a una empresa rusa para usar tus imágenes a su antojo. Y en un momento en que estamos muy cerca de usar el reconocimiento facial para activar casi cualquier cosa (tu teléfono, cuentas bancarias, pronto la entrada a tu casa o el carro) es un peligro darle tu foto de frente a cualquiera. Y a los rusos menos.

Sé que suena un poco conspiranóico. Y el asunto del “ruso malo” suena muy a guerra fría (y demasiado pro-yanqui, encima). Pero no es nada de eso. Los rusos (entendiendo que en sí esto es una generalización de lenguaje y no son “los rusos” sino grupos muy específicos con intereses rusos) han estado inmiscuídos en muchos temas delicados últimamente, metiendo sus narices en varios países y además, saliéndose con la suya.

Siria, elecciones en USA, mercado internacional, separatismos europeos y América latina son algunos de los territorios donde se han visto actuando abiertamente. Por debajo de la mesa, vaya usted a saber.

Y si usted no pertenece a alguno de los afectados, todo esto puede seguir sonándole a paranoia, pero resulta que yo soy venezolano viviendo en Caracas y el accionar del gobierno Ruso en la situación de mi país es muy claro desde acá y está enfocado en entorpecer el cambio que necesitamos urgentemente para salir del atolladero donde el régimen actual nos ha metido. Las visitas de personeros, los negocios y “ayudas” al régimen, su defensa en el ámbito internacional, su “asesoría” militar y la ayuda de su aparato de propaganda, con RT (Rusia Today) a la cabeza, es algo muy preocupante y muy fácil de ver desde acá para quienes tenemos la absoluta convicción de que es necesario un cambio radical y urgente en el país.

Me enardece ver un gobierno (hablo del ruso) que claramente actúa por interés en preservar sus negocios y privilegios en la zona, entorpeciendo toda posibilidad de solución rápida de la emergencia total que vive Venezuela. Los muertos se cuentan por hora (de hambre, presos, por falta de medicinas y equipos en hospitales, asesinados por fuerzas policiales fuera de control o por bandas armadas por el gobierno también descontroladas) mientras ellos, de traje sastre y en hoteles de lujo, solo se preocupan de cuidar los jugosos contratos y negocios turbios que tienen con los delincuentes del régimen venezolano. 

Así que para mí es muy serio, viendo lo que estoy viendo, dejar tranquilamente que esa gente se apodere de mi rostro para hacer experimentos de inteligencia artificial y reconocimiento facial. Llámenle como quieran, pero ya bastante riesgo corre nuestra identidad flotando en el ciber-océano como para ponerle a mi poca agraciada cara los rasgos burlones y taimados de Mister Putin.

Written by Ricardo Cie
Escritor. Publicista. Resiliente y Pre-Millennial. Creador de #MejorDesnudosQue Profile

Nuevo Site de Robot :D

Guillermo Amador in Opinión
  ·   48 sec read

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *