Historias de Unicornios, Tech

Historias de Unicornios: Zoom

Historias de Unicornios es un segmento de Robot dedicado a hablar de las compañías tecnológicas que han dado forma al mundo en...

Ricardo Roman Written by Ricardo Roman · 3 min read >

Un unicornio es una empresa de tecnología que alcanza un valor de mercado (o valorización) de 1.000 millones de dólares. Actualmente existen más de 500 empresas alrededor del mundo con esta consideración.

Historias de Unicornios es un segmento de Robot dedicado a hablar de las compañías tecnológicas que han dado forma al mundo en que vivimos. Para cada entrega hablaremos de una empresa, su historia, y qué hizo que se hiciera merecedor de ese adjetivo.

Hoy les hablo de Zoom.

Zoom es una solución para videoconferencias, y una de mis herramientas favoritas: flexible, escalable y sobre todo a un precio accesible. Su lema es “hacer a las comunicaciones por vídeo libres de fricciones” y además su herramienta gratuita es sumamente poderosa, lo que hace que acumulen un muy buen “karma” entre sus usuarios.

Zoom Video Communications (el nombre legal de la compañía), fue fundada por Eric Yuan, un ingeniero de origen chino que solicitó sin éxito ocho veces la visa americana, obteniéndola en el noveno intento. En 1997 empieza a trabajar en Webex, una plataforma de comunicaciones y de colaboración remota que fue adquirida por Cisco en el año 2007. En Cisco llegó a ser Vicepresidente Corporativo de Ingeniería y vio que los clientes estaban francamente decepcionados de las soluciones de colaboración remota y videoconferencias existentes. 

En el año 2011, junto a 40 ingenieros, Yuan, funda la compañía, enfocada en proveer una experiencia superior en este mercado. Un mercado al que no le faltaba competencia, con gigantes como Cisco con Webex, Microsoft con Skype for Business o Google con Hangouts, Talk o Duo. 

Para mi lo que hace especial a Zoom es la sencillez con la que funciona, el excelente performance tanto en desktop como en dispositivos móviles.

Además cuando no hay internet disponible, se puede llamar a números telefónicos para unirse a la conferencia con el costo de una llamada local. Otra forma de conectarse y que ha sido muy importante para la compañía es a través de hardware para salas de conferencia. Ya saben, la típica araña de mesa de reuniones y similares.

Las conferencias tienen una capacidad de hasta 1.000 participantes y hasta 10.000 espectadores en cuentas pagas, que para cualquiera que haya estado en una videoconferencia sabe que son números espectaculares.

Zoom realiza gran parte del procesamiento de las llamadas en la nube, liberando la calidad de la llamada de los recursos que tenga el dispositivo del usuario. Esto sin duda ha sido parte de su salsa secreta.

Según el portal Crunchbase partieron con un financiamiento “pre-seed”, es decir, antes de incluso formalizar la compañía de 500.000 dólares. El capital semilla fue de 3.000.000 liderado por el fondo TSVC y otros 4 inversionistas “ángeles”. Las siguientes rondas fueron de 6MM en el 2013, 6,5MM en Septiembre de ese mismo año ambas rondas lideradas por Qualcom Ventures, 30MM en el año 2015 (ronda liderada por Emergence Capital y otros 3 fondos de capital de riesgo). La última ronda privada de financiamiento llegó en el año 2017 por un monto de 100MM de dólares, lo que oficialmente daba una valorización de 1000 millones de dólares, convirtiendo a nuestros protagonistas en un unicornio. Esta ronda fue liderada por Sequoia Capitals, un gigante en el mundo del Venture Capital o VC en Silicon Valley.

El año 2019 fue difícil para las compañías de tecnología que querían salir a la bolsa. Casos como los de Uber, Lyft, Slack o Pinterest donde las acciones habían perdido valor desde la salida a bolsa no presagiaban nada bueno. A pesar de esto, Zoom tuvo un excelente desempeño, llegando a cotizar hasta 66% por encima del precio de lanzamiento, alcanzando 16 Billones de Dólares de valor bursátil, 16X lo que valía durante su última ronda privada.

Una anécdota curiosa es que en los días cercanos al IPO (salida a la bolsa de valores) las ganas de los inversores de comprar acciones de la compañía eran tan grandes que otra empresa llamada Zoom Technologies, sin relación alguna con las videoconferencias, vio cómo su acción pasó de 0,05 dólares a casi 5$ ¡solo por el hecho de llamarse ZOOM!

¿Cuál es el futuro de Zoom?

Los planes a futuro de la compañía son hacer que el video sea la “nueva voz” corporativa, es decir, que las comunicaciones sean siempre por video. Hacer el video “ubicuo” dentro de las oficinas, con más y más dispositivos capaces de conectarse a una conferencia y por último utilizar inteligencia artificial para mejorar la experiencia de los usuarios. Soluciones como la transcripción automática ya están disponibles y están trabajando en poderosos filtros contra ruido ambiente, integración con Siri y Alexa y otras aplicaciones para ayudar a que los participantes tengan más contexto.

Mis dos centavos

En algunas ocasiones no importa el tamaño de los competidores, lo que realmente importa es la capacidad del equipo de desarrollar soluciones que los usuarios amen. 

Por eso es amada por millones de usuarios y está en el centro de la transformación de cómo trabajamos, haciendo posible que se reúnan equipos en diferentes ciudades y países o permitiendo el teletrabajo, especialmente desde casa con todos los beneficios que esto trae.

Yo me confieso un fan de Zoom, debo pasar entre 2 y 6 horas al día conectado con clientes, partners o compañeros alrededor del mundo y les puedo asegurar que a diferencia de otras soluciones, Zoom simplemente funciona sin dolores de cabeza.

Tip:

En muchos casos es necesario mostrar en la conferencia lo que se hace en un celular, ipad o tablet, por defecto Zoom soporta solicitar desde una computadora de escritorio esta funcionalidad, pero hay que instalar un complemento y si no están en la misma red no funciona. El “Hack” que hace mucho más sencilla esta tarea, es compartir el enlace de la reunión al celular (por correo o mensajería instantánea) y conectarse desde este dispositivo como otro participante. Desde ahí simplemente se comparte la pantalla y voilá. 

Written by Ricardo Roman
Ingeniero, business geek, migrante en la 1.0 y nativo digital. Papá y esposo de personas reales y vende en @FracttalApp. Profile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *