Cine y TV

Dark contada por sus creadores.

Oscura, siniestra, conmovedora e impecable a nivel argumental y técnico, Dark estrena su tercera y última temporada este sábado y con su...

Aglaia Berlutti Written by Aglaia Berlutti · 5 min read >

La serie Dark estrena su tercera y última temporada este sábado y con su transmisión, se cierra el círculo — nunca mejor dicho — de una de las mejores series de los últimos años. Oscura, siniestra, conmovedora e impecable a nivel argumental y técnico, Dark dejará un vacío difícil de llenar para audiencia. Si quieres saber que hay detrás del fenómeno, te contamos sobre la perspectiva del director Baran Bo Odar y la escritora Jantje Friese sobre el programa que le hizo famoso.

La serie Dark se ha convertido en un fenómeno de masas y también, en una nueva forma de asumir y profundizar sobre el viaje en el tiempo, un tema que durante las últimas décadas se ha vuelto en extremo popular en el cine y la televisión. Desde Avengers: Endgame (2019 — hermanos Russo) hasta las vicisitudes de los personajes de Star Trek: Discovery, la percepción sobre las consecuencias de influir en los eventos del pasado y cambiar el futuro ha sido una vieja obsesión para la literatura y el cine, quizás desde que Mark Twain envió un yanqui a la Corte del Rey Arturo y creó todo un nuevo subgénero de la ciencia ficción. 

Pero con Dark, todo es por completo nuevo, brillante y siniestro. La producción original de Netflix en idioma Alemán que comenzó en el 2017, se ha convertido no sólo en un fenómeno internacional, sino todo un suceso de audiencia y crítica, que la llevado a ser calificada por los usuarios y miembros de IMDb, como la mejor serie original de Netflix, por encima de la aclamada House of Cards y de la querida Stranger Things. 

Quizás se deba a que Dark combina con acierto géneros que por lo general lleva esfuerzos mezclar con buen pulso: desde el suspenso, la filosofía, la física cuántica, el análisis junguiano hasta un simple romance adolescente, Dark parece tenerlo todo para sostener con facilidad un argumento rico en matices e intelectualmente intrigante. 

Si su primera temporada dejó atónitos a su selecto pero fiel grupo de fanáticos, la segunda terminó por desconcertar a la audiencia al unir las líneas argumentales de los años ’80, ’50 y ’20 e incluso, de un incierto futuro, bajo un mismo escenario y exacta capacidad para cautivar que su predecesora. En ocho capítulos, la escritora Jantje Friese y el director Baran Bo Odar, respondieron a las preguntas de la primera temporada y también, convirtieron a la narrativa en un espacio multidimensional no lineal, con todo tipo de bucles e historias que sorprendió por su solidez. Se trató de un experimento argumental único, que además sostuvo una versión sobre la realidad por completo sorprendente y que terminó por cautivar a los espectadores más reticentes.

Para Jantje Friese, se trató de un ejercicio de orden y en especial, de capacidad para construir una historia que se alimentase a sí misma, incluso en sus pequeños detalles. Hace unos meses tanto la guionista como el director, fueron entrevistados por Vulture y revelaron algunos de los secretos en la escritura del fascinante y laberíntico mundo del programa. “Una vez que te das cuenta de que estamos contando una historia en un mundo donde el tiempo no es lineal (…) entiendes que solo hay una máquina del tiempo (y se muestra ) una versión diferente de ella” puntualizó Baran Bo Odar, que considera que el trayecto de Dark del guion a la pantalla chica, es tan intuitivo como mecánico. 

Una mirada al infinito.

La calidad de la serie depende de una cuidadosa planeación, que además, se vincula directamente con la capacidad del equipo creativo para analizar el hecho del tiempo como un sistema de valores y de significado. En Dark, lo cronológico se analiza a través de las decisiones de sus personajes y las consecuencias que cada acción tiene a futuro, lo que hace que la trama se complique cada vez más a medida que cada uno de los protagonistas, avanza hacia un sendero incierto.

Según Friese, también se trata de una labor cuidadosa para crear una serie con algunos conceptos sobre ciencia, que también, está interesada en lo emocional. Por ese motivo, a la escritora no le interesa demasiado que algunos de los fanáticos más cuidadosos apunten a imperceptibles agujeros en la trama, que en su opinión, forma parte del sustrato más profundo del argumento. 

“Creemos firmemente que el arte no debe explicarse. Mientras entendamos y conozcamos la lógica detrás de esto y no nos engañemos, estamos bien. Y tal vez a algunas personas les tome tiempo entender por qué algo no es un agujero en la trama, después de todo. Creo que discutir tales cosas le quita el misterio, y se supone que es una aventura. Se supone que debes entenderlo y tratar de descubrir cómo funciona esto. Y si necesitas literatura secundaria, ¡genial!” dijo la guionista, cuando se le preguntó sobre el debatido tema sobre los blancos narrativos en un escenario cada vez más complicado.

La serie, que ha sido con frecuencia alabada por su capacidad para sustentar tanto una historia repleta de intrigas, dolores y un inevitable romance, en medio de todo tipo de loop temporales con un leve deje filosófico, es también, una mirada al hecho básico de una línea temporal, comprendida a través de los dolores y vivencias de sus personajes. En Dark, el trasfondo de la Ciencia Ficción hace referencia a todo tipo de leyendas, mitos y en especial, a la simbología asociada con la falibilidad de la naturaleza humana, todo en clave de una aventura cada vez más dura de asimilar por las buenas, algo que se hizo más notorio en la segunda temporada, que no sólo abarcó tres generaciones distintas de personajes (y hasta cuatro), sino recorrió una laberíntica combinación de parentescos, amores y desamores, que convierte e la serie en uno de los árboles genealógicos más complicados de la cultura pop. “Siempre pienso que cada temporada debería ser como una pieza musical, y deberías tener una parte de puente antes de llegar al clímax” explico Friese al hacer referencia al complicado proceso creativo de la serie (…)La gente siempre piensa que escribir es como la arquitectura, que construyes bloques y al final tienes una casa. La forma en que me acerco a escribir es que es como arqueología: la casa está allí, debajo de la arena, solo tienes que descubrirla. En primer lugar, eso lo hace mucho más fácil desde el punto de vista psicológico, ya que no tiene que hacer nada más que quitarse el polvo de la arena, ¡y eso es fácil de hacer! Y luego es exactamente lo que has dicho: algo ya está ahí y solo tienes que encontrar la manera de que surja. En realidad, se vuelve bastante fácil si ya has visto el final de un personaje. Es posible que tengas que desempolvar un poco más aquí y un poco más allá, y luego ya verás emerger el punto final del personaje que ya conoces” dijo la escritora, sobre el dinámico, por momentos tumultuosos y siempre intrigante ritmo de la serie. 

Un espejo dentro de un espejo.

Pero más allá de su proeza de contar la historia de un grupo de personajes distintos en tres lineas temporales, que a su vez abarcan el pasado, el presente y el futuro, Dark es una historia sobre el amor, el odio, la venganza y la esperanza, todo sostenido en un trepidante trayecto hacia algo más elaborado. 

Tanto para la escritora como para Baran Bo Odar, lo interesante es mostrar que el comportamiento humano, siempre es impredecible, que tiene infinitas posibilidades y que sostiene infinitas variaciones de una misma historia. “Podríamos poner un gran cartel antes del espectáculo diciendo: ¡Es un mundo determinista! ¡Nada va a cambiar! Y aún así, apoyarías a todos los personajes y querrías que de alguna manera salieran de este desastre. Porque todos queremos creer que tenemos libre albedrío. Y ese es un gran, gran, gran impulsor de energía. Solo quieres que suceda. Es por eso que aún los apoyas, y todavía esperas a que este mundo cambie. ¿Y sabes qué? Quizás lo haga. Aún no lo sabemos” dijo Friese a Vulture, lo que sugiere que quizás la tercera temporada de la serie no es la conclusión — tal y como la espera la mayoría de los fanáticos — sino la demostración que a pesar de su apariencia inevitable, el futuro de los personajes todavía no está escrito del todo. 

Con su guion deslumbrante y su extraña capacidad para cautivar, Dark está a punto de pasar a la historia como uno de esos raros fenómenos televisivos destinados a ser debatidos por años. Para Baran Bo Odar, incluso eso, es un ciclo temporal en que la serie se encuentra atrapada. “Realmente es una pregunta interesante. ¿Por qué es el viaje en el tiempo tal cosa ahora? Cuando salió Matrix, había muchas historias que cuestionaban la realidad. ¿Es esto real o no? Eso ahora es menos una pregunta. Ahora el viaje en el tiempo es más importante en la cultura pop. Que significa? ¿Es porque esperamos cambiar cosas que ya hemos estropeado, como el cambio climático? Realmente no lo sé.” Una interesante disyuntiva que quizás, el éxito de Dark y sus implicaciones, permita a los fanáticos responder de algún modo

Written by Aglaia Berlutti
Aglaia Berlutti es abogada, fotógrafa y escritora, ha dedicado buena parte de su trabajo profesional en ambas disciplinas a la profundizar en la iconografía femenina, con especial énfasis en la mujer que crea y la divinidad femenina. Actualmente se desempeña como profesora de Autorretrato, fotografía en Film e historia de la fotografía en Venezuela en la Escuela Foto Arte, fotógrafa independiente y editora en la revista dedicada a la temática del horror Penumbria de México. Profile

One Reply to “Dark contada por sus creadores.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *