Despiertas en la mañana, y aun antes de levantarte de la cama, tomas tu teléfono y revisas el email, tus cuentas en redes sociales, y quizá hasta entras a un sitio web. Es tu oración matutina, así como en distintas religiones hay una oración para la mañana, para la tarde, para los distintos momentos del día. Incluso cuando te sientas a comer, tomas una foto del plato y la ofreces como sacrificio a Instagram…bueno, exagero un poco, pero ustedes entienden la analogía.

La tecnología se ha convertido en una deidad a adorar, pasamos más tiempo viendo series completas en Netflix, revisando el feed de Instagram, discutiendo en rants interminables en Twitter o Facebook, que en casi cualquier otra forma de entretenimiento. Y no es un reclamo, vaya, creemos en la libertad de culto (:D).

58768-thumb

En American Gods, una adaptación de la novela de Neil Gaiman hecha por Bryan Fuller y Michael Green, creer es la base del poder. Los dioses existen porque la gente cree en ellos, y desafortunadamente para los “Viejos Dioses” (si, aquí hay dos facciones en pugna, los viejos y los nuevos dioses), los humanos vamos abandonando la adoración a esas figuras sagradas del pasado, en favor de otras nuevas, como Technical Boy, el dios de la tecnología; Media, la diosa de la televisión, el cine y la cultura pop (interpretada por Gillian Anderson, que usa su charm e imágenes famosas, desde Lucy hasta Marilyn Monroe para transmitir su mensaje).

La serie comienza con nuestro protagonista, Shadow Moon (interpretado por Ricky Whittle), un convicto que sale tres días antes de la cárcel y en su viaje de regreso a su hogar, conoce a Mr. Wednesday, que no es otro sino Odín, (en lenguas germánicas antiguas, Miércoles es “el día de Odín”), que en su forma humana es un “con artist” (un artista de la estafa, “con” viene de “confidence”, confianza…y bueno, bien pudiera ser un político tradicional), y usa su experiencia para engañar a inocentes mortales.

American-Gods-Poster-Featured-03272017

Durante su recorrido (por los capítulos de la serie), Shadow Moon va a conocer a muchos de los dioses de los que alguna vez ha escuchado hablar (o no), y va a ser el pivote entre ellos, en esa lucha entre los “viejos dioses”, de las viejas tradiciones culturales de la humanidad, y los “nuevos dioses”, que incluyen la tecnología, medios, y hasta uno cuyo nombre no deja de ser interesante: Mr. World, (junto a sus sirvientes, Mr. Town, Mr. Road, Mr. Wood y Mr. Stone). Algunos inclusive no están en la novela original de Gaiman, como Vulcan, basado en el dios romano de la metalurgia y el fuego, que se adapta a los nuevos tiempos como el dios de las armas, lo que lo ubica en una posición privilegiada de la narrativa.

American Gods está disponible en Starz y en Amazon Prime en algunos mercados.