Tech
Leyendo
Apple TV (2015): A primera vista
0

Apple TV (2015): A primera vista

por Alfredo Octavionoviembre 4, 2015
Apple sacó la nueva versión de su caja para conectar a la televisión la semana pasada. La gran innovación, es que tiene aplicaciones, con lo cual se pone a la par de Roku, Amazon Fire TV y otros como Tivo, Xbox One, PS4, Chromecast, etc, que hacen otras cosas, pero también permiten ver servicios de streaming.

Apple sacó la nueva versión de su caja para conectar a la televisión la semana pasada. La gran innovación, es que tiene aplicaciones, con lo cual se pone a la par de Roku, Amazon Fire TV y otros como Tivo, Xbox One, PS4, Chromecast, etc, que hacen otras cosas, pero también permiten ver servicios de streaming.

El nuevo Apple TV, no resuelve los problemas centrales de ver televisión hoy en día: Descubrimiento y Desagregación. En la época de la televisión lineal, uno necesitaba una guía para saber que pasaban cuando, o que pasan en este instante. Los canales con numeración y nombres, eran una solución lógica, con la posibilidad que uno aprendiera el número de sus canales favoritos. Esta solución resulta arcaica con la tecnología actual. El usuario, generalmente se entera del nombre de la serie o película, (descubrimiento), decide verla y ahora tiene que descubrir donde la pasan (desagregación). La mejor solución es buscar en Google, lo que generalmente te lleva a lugares oficiales complicados o lugares más sencillos pero ilegales y peligrosos.

Apple trata de aplicar un paliativo al problema de la desagregación, creando un buscador casi universal a través de Siri. El buscador sólo funciona con algunos servicios pre seleccionados por Apple. Buscadores similares existen en los Roku o los Fire TVs, pero ninguno es tan universal como Apple. Lo puedes utilizar en cualquier momento, no solo en una pantalla o menú especial. Además, no solo permite buscar programas de TV o películas, sino también hacerle otras preguntas como “Películas con Sofía Loren” y Siri muestra lo que tiene disponible o “¿Qué dijo?” en el medio de una película, Siri devuelve el video unos 30 segundos  y activa los subtítulos.

Instalar el Apple TV es relativamente sencillo, salvo por el detalle que Apple no incluye el cable HDMI en la caja. Una omisión realmente inexplicable, que no hacen otros fabricantes y que no se resuelve haciendo que los empleados de la tienda pregunten al comprador si tiene un cable HDMI extra. Tras conseguir un cable HDMI y conectarlo, uno solo tiene que acercar un iPhone o iPad y el Apple TV configurará cuenta y acceso inalámbrico sin más intervención. Sin embargo, en algún momento necesitarás poner tu contraseña de Apple a través del “teclado” en pantalla, varias veces. Esto no tiene remedio, ya que al contrario de los modelos previos, este Apple TV no puede conectarse a un teclado bluetooth, ni usar el teclado de un iPhone a través del Remote App, que no ha sido actualizada aún para usar este modelo nuevo del Apple TV. Un control remoto de un Apple TV viejo, puede ser emparejado con la versión de este año del Apple TV, pero no da ventaja alguna.

Una vez instalado, uno se encuentra con la interface usual de Apple TV, un bello display arriba seguido de aplicaciones, que en el caso de esta Apple TV son pocas. Una de ellas es el App Store, al que uno va a descargar más aplicaciones. Netflix, HBO Now y otras comunes se encuentran allí. Es imposible, sin embargo, tratar de convertir el Apple TV en un servicio legal, para permitir desconectarse de la televisión paga por cable (o satélite). La mayoría de las aplicaciones de los operadores de USA (ABC, NBC, Fox) requiere autenticación a través del proveedor de un servicio de televisión. Solo CBS es una excepción. Showtime y HBO también ofrecen servicio independiente, pero a través de aplicaciones separadas. No existe aún la aplicación de Sling TV. Hay que saber cual aplicación utilizar, dependiendo de si se tiene o no un proveedor de televisión paga. Es esta desagregación, la que hace que los servicios ilegales sean tan atractivos. El Apple TV, se podría convertir en el centro de una solución ilegal a través de la aplicación Plex, que permite ver videos locales o remotos de una computadora (con el Plex Media Server instalado) o de un disco en red local. Aparte, hacer búsquedas, hay pocas maneras de encontrar aplicaciones en el App Store, no hay manera de crear un link o de buscar por categorías. Siri tampoco funciona para encontrar aplicaciones, tampoco funciona para hacer búsquedas en Apple Music. Este tipo de omisiones hacen aparecer el Apple TV como un producto poco terminado, sobre todo para los estándares de Apple.

Una novedad, es la inclusión de juegos entre las aplicaciones del Apple TV. Usando, bien sea, el control remoto o algún adaptador de juegos compatible o bien un aparato con iOS (iPhone, iPod Touch, o iPad). Algunos juegos son brillantes, como por ejemplo, Beats Sports, un juego divertido en el iPhone, que en el Apple TV se vuelve excelente. El control remoto, posee un sensor de movimiento que permite realizar movimientos en el juego como pegarle una pelota, haciendo este movimiento con el control en la mano, como lo hiciera en su momento el Wii. Desafortunadamente la diversión debe ser individual, ya que sólo se puede conectar un control remoto por Apple TV. Para usar multiplayer, se debe utilizar controles en el aparato iOS, Apple no permite aplicaciones que pongan en peligro los costosos iPhones.

La interacción con el Apple TV, ocurre principalmente a través del control remoto, llamado Siri remote,  que es uno de los fracasos de diseño más grandes que Apple ha tenido en los últimos años. La asimetría, tanto en colores como en la posición de los botones, la parte de atrás inexplicablemente metálica, y el posicionamiento completamente errado de los botones, denotan una falta de atención inusual en Apple. ¿Cómo terminó el botón del micrófono, que le da nombre al control remoto, en esa posición anodina? El uso del control remoto, aunque éste sea tecnológicamente más avanzado que el control remoto anterior, es desesperante. Poner una contraseña o hacer una búsqueda de aplicaciones o de cualquier otra cosa que no se pueda hacer a través de Siri, es simplemente exasperante. El Apple TV muestra las letras en una sola línea como lo hace el Fire TV entre otros y en vez de recorrerla con botones hasta pasarte para devolverte a la letra correcta, la recorres utilizando el trackpad, lo que resulta dificilísimo, al menos al principio. Escribir, incluso pocas letras, es un ejercicio frustrante. El trackpad con Force Touch tiene algunas ventajas, por ejemplo, se puede presionar, para hacer que aparezcan las letras mayúsculas o con acentos. Apple tiene que buscar otra solución a este problema del ingreso de información en el Apple TV. Se podría pensar, que la solución es expandir el control a través de voz, sin embargo, mi experiencia es, que a menos que haya mucho silencio en el sitio donde se ve y se oye la televisión, tratar de hablarle al Apple TV no es una manera confiable de controlarla.

Screen Shot 2015-11-04 at 1.34.13 PM

Todas estas cajas tienen ese defecto. Funcionan bien en unas situaciones y muy mal en otras. Sería lógico asumir que el Apple TV va a ser utilizado por una familia, pero solo hay la oportunidad de poner un Apple ID con algunas restricciones para evitar compras o visualización de programas inapropiados para menores. Incluso el uso de Game Center tiene esta limitación. Esto quiere decir que aficionados a los video juegos, acostumbrados a elegir su perfil en las cónsolas, se verán en la incómoda posición de darle sus récords de score, a la persona que haya puesto su Apple ID en el Game Center del Apple TV. Cambiarlo no es nada sencillo.

El control remoto permite alguna funcionalidad interesante como por ejemplo, controlar el volumen de la TV o del equipo de Home Stereo. La configuración de esta función, da esperanzas que se pueda un día utilizar un control remoto universal sin precisar antes un curso de programación de scripts. Una vez en el lugar de la configuración para controles remotos, uno configura el control de volumen para otro aparato, apretando el botón de subir el volumen hasta que el Apple TV indique que ya lo puedes soltar, repetir el proceso con el botón de bajar el volumen, completa la instalación. Ahora el botón de volumen en el control remoto del Apple TV, sube y baja el volumen del aparato configurado. El control remoto usa una pila interna recargable bastante duradera y, al igual que los accesorios “mágicos” de Apple, tiene un puerto lightning para recargar. Apple incluye el cable necesario en la caja, a pesar que el Apple TV no tiene un puerto USB, el cable es contrastantemente blanco, a pesar de que ya pasamos Memorial Day. Mi Sony PS4 tiene un puerto que me permitiría cargar el control remoto, pero no estoy dispuesto a usar ese cable. Tendré el control remoto descargado hasta que consiga un cable negro.

El Apple TV cuesta $150 con 32MB de memoria y $200 con 64MB. No está muy claro por qué elegir una versión sobre la otra. La gente que quiera utilizar muchos juegos y los que quieran asegurar la vida útil del Apple TV por más tiempo, deberán gastar los $50 adicionales. La mayoría de la gente debería ahorrarse el costo completo del Apple TV. Si ya poseen una de las otras cajas, es mejor que esperen a ver que ofrece el mercado en un año para cambiarla. Si no tienen aún ninguna, sería mejor que compraran una de las opciones menos costosas, como el Amazon Fire Stick TV o el Google Chromecast 2. Mi editor opina que he sido muy negativo y que debo concluir este articulo con algo del Apple TV que me haya gustado: el salva pantallas con las fotos aéreas con movimiento me parece muy bonito.

 

Imagen del Apple TV 4G cortesía de Apple.

¿Cuál es tu reacción?
Increíble!
0%
Interesante
0%
Bueh...
0%
¿Qué?
0%
#
0%
Un desastre
0%
Acerca del autor
Alfredo Octavio
Alfredo Octavio
Alfredo Octavio es Matemático, emprendedor e inversionista (angel), co-host y productor del podcast Robot y parte del Comité Editorial.
Comentarios

Deja un comentario