Cultura, Opinión

Telosa: la ciudad del futuro de un ex-Walmart que busca un capitalismo con igualdad.

En todas las épocas se ha soñado con construír una utópica ciudad del futuro donde vivamos en igualdad y paz. ¿Se logrará...

Written by Guillermo Amador · 3 min read >

Telosa es el nombre del nuevo proyecto de “ciudad del futuro” o ciudad ideal que pareciera se va a construír en alguna parte de los Estados Unidos, con estados como Nevada, Utah, Texas, Arizona y Idaho siendo considerados, además de la región de los Apalaches, que incluye 13 estados del este del país.

La idea viene de un ex-ejecutivo de Walmart, Marc Lore, que sueña con que 50.000 personas vivan en la utópica ciudad para 2030 (a la vuelta de la esquina, la verdad). Telosa significa “propósito superior” en griego y aparentemente la visión de Lore es que la ciudad funcione bajo el “Equitismo”, una nueva versión del capitalismo basada en la equidad.

Los renders de la firma danesa de arquitectura Bjarke Ingels Group muestran rascacielos futuristas, un tren de alta velocidad y muchos espacios públicos, vehículos autónomos y robots (no vimos si hay Roombas, de nuestro Top 10 de robots favoritos). Para vivir en esta ciudad que costará alrededor de 400 billones de dólares para ser construída, (más iva), debes aplicar para ser uno de sus Colonos pero aun no se ha definido el criterio de selección con la ayuda de arquitectos, economistas, ingenieros y expertos en cambio climático. Si logras estar entre estos colonos tendrás acceso igualitario a servicios de salud, educación, y transporte, te transportarás en vehículos autónomos y vivirás en una ciudad que funciona completamente con energía renovable. Los impuestos que pagues irán completamente a la infraestructura de la ciudad, y según su sitio web la ciudad será propiedad de sus habitantes.

Lore está además planificando crear un fondo de capital de riesgo para ayudar a emprendimientos que quieran mudarse a la ciudad, así que con eso y el tema de la propiedad ya tenemos un buen camino recorrido y algo de curiosidad por el futuro de esta ciudad.

La idea de una ciudad ideal, de una utopía para vivir en igualdad y armonía y que eso garantice paz y felicidad no es nueva, y hay proyectos increíbles que no se hicieron nunca, así como otros fallidos y muy famosos.

Pullman, Illinois. En la parada por favor.

Uno de estos proyectos es Pullman, Illinois (una ciudad creada por George Pullman en 1884, el magnate de la fábrica de vagones de tren de lujo y luego de buses), que comenzó como un lugar para que sus empleados vivieran y trabajaran, pero que con el tiempo se convirtió en una pesadilla de proporciones tales que tuvo que intervenir el ejército para disolver las protestas. Pullman no dejaba que se establecieran sitios recreativos como bares y similares, y escogía el mismo hasta los libros que estarían o no en la biblioteca. Los habitantes no podían comprar sus viviendas, solo alquilarlas, y los cuerpos de seguridad privados de la ciudad podían hacer inspecciones cuando quisieran en esas propiedades.

Hershey, Pennsylvania. El sueño de Willy Wonka.

Otra ciudad que comenzó como una dulce historia (y me perdonan la terrible analogía) fue Hershey, Pennsylvania. Si, una ciudad residencial/industrial creada en 1900 por Milton Hershey, con calles llamadas Chocolate y Cacao, y mercadeada como “el lugar más dulce del mundo”, arrancó con grandes expectativas pero como suele pasar cuando no hay alternabilidad del poder, la gente comenzó a protestar cuando los directivos de la fábrica tuvieron la no muy brillante idea de pretender injerencia en la vida personal de los habitantes/empleados…fuera de sus horas de trabajo. Hoy en día sigue existiendo, y los empleados siguen viviendo allí y produciendo chocolate en la fábrica, (y no sé por qué escuchó el tema de Willy Wonka en mi cabeza).

Walking City de Archigram. ¿Para dónde va con esa ciudad, señor?

Si me pongo a enumerar todos los proyectos que hay de ciudades futuristas o sociedades utópicas, no leemos esto este año, pero hay una que no puedo dejar de mencionar y cuya imagen tengo como afiche en mi oficina, y es la Walking City del grupo Avant-Garde de arquitectos Archigram.

Ellos hablaban del uso de la tecnología para inspirar nuevos proyectos y aproximaciones distintas para resolver los problemas de siempre, a través de sus proyectos hipotéticos como Instant City, Living Pod y por supuesto, “A Walking City”. Experimentaron con tecnología modular y cómo esa estructura se podía mover a través del espacio que habitamos (a pesar de que no tomaron en cuenta aspectos como el medio ambiente). Sus ideas además proponían que el cambio era algo integral en una ciudad y que cuando la ciudad ya no podía cambiar, terminaba por destruirse a sí misma. Al final recordemos (o aprendamos) que este grupo trabajó en una época que el futurismo y la paranoia de la guerra fría eran temas presentes en todo momento.

Nada, hablamos en unos años, quién sabe si las oficinas de Robot se vean mejor en Telosa.

En todas las épocas se ha soñado con construír una utópica ciudad del futuro donde vivamos en igualdad y paz. ¿Se logrará con Telosa en 2030?
Las calles de Telosa.
Written by Guillermo Amador
Guillermo es Arquitecto, Marketero, Podcaster. También es Masterchef de su casa. En sus ratos libres...ah no, eso no tiene. Profile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *