Cine y TV

Alerta Roja, cuando un elenco de estrellas no sostiene una premisa superficial

Alerta Roja tiene tiene todo para ser uno de los grandes estrenos de Netflix del año. Pero no sólo no lo es,...

Written by Aglaia Berlutti · 3 min read >

Alerta Roja de Rawson Marshall Thurber tiene todo para ser uno de los grandes estrenos de Netflix del año. Pero no sólo no lo es, sino que además, es curiosamente insatisfactoria. Con su aire frenético, su elenco estelar, escenarios atractivos, es también confusa y sin sentido. Por extraño que parezca, la gran producción estelar de la plataforma, resulta un fiasco desde sus primeras escenas.

Alerta Roja de Rawson Marshall Thurber para Netflix, es una de las películas más costosas de la plataforma. También, de las más ambiciosas. Con un elenco de estrellas y una trama que recorre el mundo en una aventura frenética, parecía tener el éxito asegurado incluso antes de su estreno. 

Pero por extraño que parezca, la que estaba llamada a ser la gran novedad cinematográfica de Netflix para final de año, es curiosamente insatisfactoria. Plana, superficial y banal, la película es una combinación absurda de una heist movie con una de acción. Pero el director carece de la habilidad para combinar ambos géneros. 

De hecho, buena parte del film es una serie de escenas visualmente asombrosas sin otro motivo que ser atractivas. Incluso su reparto estelar (Dwayne “La Roca” Johnson, Ryan Reynolds y Gal Gadot) no logra sostener una trama bobalicona y desigual. Con sus dos horas de duración, Alerta roja se convierte en una serie de despropósitos, hilvanados en una historia blanca y por momentos, ridícula.

Desde su extrañísimo prólogo con una incongruente voz en off, Alerta roja intenta deslumbrar. Luego de detallar la historia de amor entre Cleopatra y Marco Antonio, el guion revela que los trágicos amantes dejaron un tesoro de incalculable valor. Tres huevos enjoyados que se convertirán en el centro de toda una red de intrigas que abarca tres continentes. La propuesta es ambiciosa y durante las primeras secuencias, es inevitable preguntarse si puede abarcar lo que propone. Después de todo, promete que habrá un misterio de considerable interés, a la vez, que un recorrido de pura acción por el mundo. 

Pero Alerta Roja, es una caja bufa sin interés. Una vez establecido el objetivo, la película parece quedarse sin nada que decir. Y sorprende, que, con tantos recursos a su disposición, sea tan plana y superficial para construir su trama. El guion va de un lado a otro para mostrar que la codicia y la habilidad es una mezcla peligrosa. Pero no logra mostrar algo más que una disparatada red de absurdas ideas sobre la avaricia y la habilidad, en medio de un humor burlón. Para el final de su primer tramo, es evidente que Alerta Roja basa su efectividad en el despliegue de recursos. Pero ninguno es suficiente, ni tampoco consistente, como para sostener el descalabro de la mala calidad de la historia. 

Un rápido recorrido a ninguna parte 

El agente especial John Hartley (Johnson) está obsesionado con atrapar a Nolan Booth (Reynolds), un ladrón de extraordinaria habilidad. Por supuesto, Booth está en búsqueda del tesoro dorado de Cleopatra y Marco Antonio. Buena parte de las primeras secuencias de Alerta roja, muestran que Booth es todo un reto para Hartley. 

El enfrentamiento entre ambos desborda química, pero hay un elemento artificial en sus discusiones y choques. Los diálogos blandos y sin mayor interés, no lograr mostrar lo que parece ser una relación complicada. Booth y Hartley, están destinados a ser antagonistas y sin duda rivales. Pero la película pierde un valioso tiempo en mostrar el sentido del humor burlón de Booth y el serio propósito de Hartley.

¿El resultado? Unos buenos veinte minutos de intercambios rápidos de gags sin sustancia, hasta que finalmente, queda claro que tendrán que colaborar. Para cuando los dos actores cumplen con su incómodo papel de rivales y cómplices a desgana, es evidente que hay un tercer jugador en el tablero. Y es entonces, cuando Alerta Roja intenta remontar la cuesta y dejar claro su cualidad de híbrido exitoso. ¿Es una heist movie con un elemento sorpresa?; ¿una película de acción que va de un lado a otro hasta alcanzar algo más ambicioso?

Ninguna de las dos cosas. El argumento está estructurado a mayor gloria de sus actores y ahí enfoca su potencia. De hecho, la aparición deslumbrante de Gal Gadot, resulta más desconcertante que un punto a favor de la historia. Todo en Alerta roja parece enredarse en líneas sin sentido, en viajes de un lado a otro del mundo resueltos como elementos de ocasión. Nada parece tener demasiado sentido en esta opulenta y banal batalla entre ladrones ingeniosos y un policía enfurecido. De hecho, para cuando el film mostró sus últimos secretos — y tiene muy pocos — la premisa se desploma sin nada más que decir. 

Alerta roja, una vacía, tediosa y confusa vuelta de tuerca a la acción

Resulta levemente alarmante que una película con semejante presupuesto y una premisa en apariencia divertida, tenga una caída tan rápida y total. Más allá de su atractivo visual, gracias a la fotografía de Marcus Forderer, Alerta roja es un fiasco blando. Lo es, por su incapacidad de estructurar con elegancia una premisa que se hace más enrevesada por minutos. Pero también, por su recorrido agotador por lugares comunes. 

Con su brillo superficial, sus estrellas con sonrisas artificiales y su encanto prefabricado, Alerta roja es tan tramposa y simple como su historia. Al final, la película deja la sensación de la rara insatisfacción; desde el castillo Sant’Angelo en Roma hasta cuevas misteriosas. Alerta Roja recorre el mundo con sus tres estrellas, solo para dejar en claro que tenía poco o nada que decir: quizás lo mas decepcionante en una película llena de ellas.

Written by Aglaia Berlutti
Aglaia Berlutti es abogada, fotógrafa y escritora, ha dedicado buena parte de su trabajo profesional en ambas disciplinas a la profundizar en la iconografía femenina, con especial énfasis en la mujer que crea y la divinidad femenina. Actualmente se desempeña como profesora de Autorretrato, fotografía en Film e historia de la fotografía en Venezuela en la Escuela Foto Arte, fotógrafa independiente y editora en la revista dedicada a la temática del horror Penumbria de México. Profile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *