Cultura

En concreto, Caracas

Si damos un vistazo a la modernidad venezolana, tenemos que detenernos en el desarrollo de la arquitectura y el urbanismo de Caracas....

Written by Hortensia Pérez Machado · 4 min read >

Nota del Editor: La historia de la arquitectura es la historia de la humanidad, y es en la arquitectura que quedan plasmados muchos de los episodios y de los mensajes que la civilización quiso dejar a quienes los sucedieron. Por eso es tan fascinante la historia de la arquitectura moderna, tan cercana y a la vez reveladora de nuestro origen. La Arquitecta Hortensia Pérez Machado nos habla en esta entrega acerca de Caracas, la capital de Venezuela y el concreto, o en concreto, Caracas.

Si damos un vistazo a la modernidad venezolana, tenemos que detenernos en el desarrollo de la arquitectura y el urbanismo de Caracas. Hablo de Caracas porque es mi ciudad, la que conozco y en la que vivo.

Empecemos en 1907 que, si bien es el año de la crisis financiera de New York y el pánico de los banqueros norteamericanos, aquí en Caracas las cosas se encaminaban de manera diferente. El 15 de enero de 1907 se inauguraba el servicio de tranvías eléctricos de la ciudad que iba entre El Valle y Catia. También se inauguraba la fabrica de cementos La Vega que se mantuvo en la parroquia La Vega hasta la década de 1980, jugando un papel importantísimo en el desarrollo de la construcción de la ciudad. (Foto Luis Felipe Toro).

Fábrica de Cementos La Vega, 1907.

Caracas se vuelca a la modernidad con una potencia plástica y constructiva de inusitada vanguardia en toda la América española.

En el año de 1911 los arquitectos Alejandro Chataing y Manuel Felipe Herrera Tovar, se encargan del diseño y construcción del primer edificio de concreto armado construido en Venezuela, el Archivo General de la Nación. Este edificio también se construye a prueba de incendios, algo fundamental ya que debía guardar y proteger documentos importantes para el Estado venezolano.

Para 1919 y también de Alejandro Chataing se inaugura El Nuevo Circo de Caracas, una plaza de toros con capacidad para 9.000 espectadores que por años funcionó como centro de espectáculos para la ciudad, ya que, si en sus inicios se daban corridas de toros, luego se presentaron conciertos, obras de teatro e incluso cine. (Foto Héctor Acosta)

Nuevo Circo de Caracas

No puedo dejar de mencionar el edificio de la General Motors de 1944, que se ubicaba en Antímano como muestra de ese particular gusto que desarrollamos los venezolanos por tener vehículo propio y el sentido de libertad y exploración del mundo que esa posibilidad aportó a nuestra idiosincrasia.

Planta General Motors. Antímano, Caracas, 1944-1948.

De mi infancia recuerdo un edificio en particular al que me encantaba ir con mi mamá y al que todo el mundo llamaba el pasaje Zingg. El edificio Zingg, puede ser considerado el primer centro comercial de Caracas, debido a la galería desarrollada en dos niveles que estaba y está llena de comercios, comunicando con senda escalera mecánica la avenida Universidad al norte con la avenida Este 6 al sur. Esta escalera mecánica, la primera que se colocó en el país es de peldaños de madera y su desarrollo invitaba, como algo muy novedoso, a subir por ella y reconocerla como la protagonista del edificio. Este edificio se construyo en 1940 y el pasaje se inauguró en 1953.

Como una época de gloria en el desarrollo de la ciudad está la década de los años 50 del siglo XX, en 1954 se inaugura el Centro Simón Bolívar, del ingeniero y arquitecto Cipriano Domínguez. Una obra sin precedentes en el país, un monumento a la modernidad, de gran envergadura urbana, diseñada y construida para albergar oficinas gubernamentales en sus dos torres y con un despliegue de comercios de distintos tipos y espacios de expansión pública en los cuerpos bajos, que además albergaba un centro de transporte urbano para la ciudad y estacionamiento para visitantes. Sin olvidar la incorporación de las artes en murales y esculturas que acompañan ese maravilloso conjunto urbano de concreto como uno de los más nobles espacios de la ciudad y que mantiene su fuerza a pesar del abandono en el que está sumergida la ciudad y el país en estos momentos.

En una situación lamentablemente similar se encuentra la Ciudad Universitaria de Caracas,  inaugura por etapas a partir de 1954, obra del arquitecto Carlos Raúl Villanueva y que contiene uno de los mejores experimentos sobre la construcción en concreto armado realizados en Venezuela y posiblemente en el mundo. Muestra de ello son, no solo sus magníficos edificios, si no sus audaces pasillos peatonales, sus desarrollos espaciales que juegan con la luz y sombra y uno de los más potentes conjuntos de integración de arte y arquitectura que surgen en el siglo XX. La Ciudad Universitaria de Caracas es una oda a la modernidad.

A los venezolanos que crecimos en los años 60 del siglo XX, el automóvil nos resulta una extensión imprescindible del cuerpo humano, lo que no es de extrañar si entendemos que la ciudad de los techos rojos cambió a la ciudad de las autopistas. 

Caracas cambia completamente su imagen con el desarrollo desbocado de la red de autopistas: la Francisco Fajardo, la Avenida Boyacá o Cota Mil, la Autopista del Este, la Autopista Caracas – La Guaira, por nombrar solo algunas y sus distribuidores como el Pulpo, el Ciempiés, la Araña, el Boyacá, el Altamira, entre otros.

En este maremágnum de arterias viales surge el complejo urbanístico de Parque Central, obra de la oficina de arquitectura de Siso y Fernández Shaw con sus dos torres de oficinas, la Torre oeste inaugurada en 1979 y la Torre Este inaugurada en 1983.

Estas dos torres se convirtieron en los rascacielos de concreto armado más altos de Latinoamérica por 24 años y siguen contando con un alto desarrollo tecnológico digno de estudio.

Junto a este importante desarrollo vertical se construye para 1983 el Complejo Cultural Teresa Carreño de los arquitectos Jesús Sandoval, Dietrich Kunckel y Tomás Lugo. 

El complejo contiene dos salas para conciertos, eventos teatrales y otros espectáculos.

La sala José Félix Ribas fue testigo de uno de mis mejores encuentros con la música en un ensayo general de Orfeo Negro con la Camerata de Caracas. El desarrollo de su sala principal, la Ríos Reyna incorporó en su momento tecnología de punta para el manejo de su escenario. Por allí desfilaron artistas de toda índole en presentaciones de teatro, ópera, ballet, conciertos, tanto nacionales como internacionales.

Caracas contiene una de las muestras más variadas de edificios en concreto, aquí se experimentó con desarrollos plásticos, tipos de concreto y procesos técnicos, solo hay que recorrer la ciudad y mirar hacia cualquier lado, se verán desde casas unifamiliares como Villa Monzeglio de 1953 o Villa Planchart de 1957, edificios como las Quintas Aéreas del Paraíso de 1958, el Atlantic en Los Palos Grandes de 1957, el Banco Central de Venezuela de 1967 o el edificio de la Electricidad de  Caracas de 1972, la Torre Europa de 1975, la Torre ABA del 1975, por citar solo algunos de los tantos que definen el perfil de la ciudad.

Por último, hay un edificio que resulta emblemático en Caracas, el Hotel Humboldt, del arquitecto Tomás Sanabria, inaugurado en 1956.

Con 19 pisos y 59,50 metros de alto, ocupa un puesto especial en el corazón de los caraqueños y en el urbanismo de la ciudad. Al estar en la cima del cerro El Ávila a 2.140 metros sobre el nivel del mar y tener vistas de 360 grados a lo largo de todo su perímetro, es nuestro faro que coronando la montaña contempla la ciudad y el mar del litoral guaireño.

Mientras Chile, México, Panamá y Brasil continúan compitiendo por construir la torre más alta, a mi no me queda duda, poéticamente el edificio más alto de América latina es el Humboldt, ese sobrio cilindro rodeado de nubes en el cielo caraqueño.

Written by Hortensia Pérez Machado
Hortensia Perez Machado es Arquitecta, Licenciada en Arte, mención Cine, que es una de sus pasiones. Es profesora en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela, y está encargada de su maravillosa biblioteca en ese patrimonio de la humanidad. Profile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *