1.- Cuéntame un poco de tu trayectoria profesional, ¿donde empezó y cuando tuviste ese momento que te ha llevado a donde estás hoy?
Es interesante pensar que nunca estuve de brazos cruzados, y que cuando estaba listo para comenzar a trabajar apareció el primer músico solicitando hacer una reparación en su instrumento. Recuerdo que teníamos pocos días en el país y nuestras cosas aún se encontraban en transito por lo que me ví obligado a aprovechar el tiempo haciendo orfebrería, pues tenía materiales y herramientas. Cuando llegaron después de un mes las cajas con la madera y las herramientas mi esposa y yo instalamos un mini taller en un pedazo de un garaje, ocupado en un 75% por libros, pues era la biblioteca de mis padres, donde ellos pasaron los 20 años anteriores escribiendo crítica de películas, entre otras cosas. Una vez instalados los bancos de trabajo nos preguntamos cuando podríamos comenzar a atender a las personas de la orquesta. Para nuestra sorpresa el mismo día apareció una mujer joven con una viola para reparar. Desde entonces no ha pasado ni un solo día en que no haya trabajo en el taller y han pasado treinta años.
11128853_10205841897383181_2386011268728764755_n
2. ¿Recuerdas cuándo fue la primera vez que escuchaste sobre tu profesión? ¿Cuándo descubriste que era posible hacer una carrera como Luthier?
¿Quién no ha oído hablar de Stradivarius?, el nombre más famoso del constructor de instrumentos de toda la historia, quien además viene acompañado de una cantidad de historias y mitos sobre la magnificencia de sus violines. A parte de esto uno encuentra que en el mundo actual, existen todavía personas que mantienen la tradición de un oficio que realiza instrumentos de calidad como en el pasado.
3. ¿Cuál ha sido el mejor consejo que has recibido en todos estos años trabajando como Luthier?
Uno ha escuchado consejos toda la vida , algunos malos, otros inútiles , también consejos sabios de varios tipos, creo que el mejor consejo (que no he asimilado aún) me lo ha dado Cornelis Zitman, el escultor: “¡No lo digas, hazlo!”.

Uno ha escuchado consejos toda la vida , algunos malos, otros inútiles , también consejos sabios de varios tipos, creo que el mejor consejo (que no he asimilado aún) me lo ha dado Cornelis Zitman, el escultor: “¡No lo digas, hazlo!”.

4. ¿Podrías compartir la mayor lección que has aprendido en tu vida de Luthier?
La concentración es uno de los más importantes herramientas que puede alguien poseer, con ella se ven las cosas claras y se simplifica todo, el tiempo deja de existir. Yo soy una persona bastante dispersa con intereses varios, que me mantienen a menudo lejos de la concentración. Mi experiencia más fuerte en cuanto a eso fue en una ocasión en que tuve un accidente en el hombro izquierdo y quedé limitado a utilizar solamente la mano derecha para trabajar , además de eso me encontraba solo y tenía trabajo atrasado. En esos días sorprendentemente logré hacer mis tareas con precisión y en la mitad del tiempo.
5. ¿Recuerdas algún momento en tu vida profesional que te ha ayudado a mejorar la manera en que trabajas?
La experiencia es uno de los mejores maestros. En muchos renglones uno posee la técnica y el método adecuado para realizar un trabajo, pero solamente el hecho de haber vivido muchas veces esa situación te dá la libertad de resolver un problema con maestría, eso es lo que mejora la calidad del oficio que uno practica.
6. ¿Cuál ha sido el mayor sacrificio que has hecho para poder lograr lo que tienes hoy?
Toda actividad tiene sus altos y bajos, hay procesos lentos en los que resulta pesado, tedioso y hasta doloroso vivirlos, pero solo así se superan obstáculos (que a veces son ilusorios), pero lo importante es estar allí, la presencia es garantía de que uno tiene algo bajo control , en este caso el oficio.
7. ¿Cuáles son los consejos que le darías a quien quiera seguir una carrera como la tuya?
Para entrar en el mundo de la “creatividad”, hay solamente que involucrarse. Hay muchas maneras de hacerlo, pero importante es involucrarse, teniendo como primer elemento la observacíon, y luego la práctica.
11156357_10205841898063198_198946286831387461_n
8. ¿Qué libros o recursos recomendarías a aquellos que están empezando a crear su propio camino como emprendedores?
Los libros de Arte me han dado mucho, ese es mi caso, he tenido una educación muy visiva, muy posiblemente libros de filosofía, historia, tecnologías varias y poética contribuyan enormemente a enriquecer el mundo de un artesano. En mi caso lo visual ha sido fundamental, hay una base de memoria que se va formando, y combinada con la imaginación produce cosas innovadoras. También las imágenes de los libros son un apoyo a la hora de proyectar y comparar , copiando curvas proporciones y tomando medidas..
9. En tu opinión, ¿Qué crees debe ser considerado por aquellos que quieren empezar una carrera en la Luthería?
Hay muchas formas de emprender una profesión, en el caso de la Luthería (Violin Making), es importante tener claro que los procesos son largos y mientras mejor se quieran realizar habrá que involucrarse más, por lo que resta poco tiempo para realizar otro tipo de actividades, es algo difícil de compaginar con otras disciplinas. La soledad es el principal compañero del Luthier.
10. ¿Cómo quieres ser recordado?
Quisiera ser recordado como un amigo, así como yo quiero recordar a las personas que admiro.