Cine y TV

10 películas para sentirte bien de inmediato.

¿Tienes un día malo y necesitas una bocanada de buen ánimo? Netflix tiene un catálogo lleno de buenas opciones para sobrellevar esa...

Aglaia Berlutti Written by Aglaia Berlutti · 3 min read >

¿Tienes un día malo y necesitas una bocanada de buen ánimo? Netflix tiene un catálogo lleno de buenas opciones para sobrellevar los días de ánimo decaído. Te dejamos las mejores opciones que podrás encontrar ahora mismo. 

Hay un extraño género cinematográfico, a mitad de camino entre la comedia, el drama y los guiones cuyo único objetivo parece ser el conmover. Las llamadas “The Feel Good movies” no sólo son el remedio inmediato para un mal día, un corazón roto que requiere algunos cuidados o incluso, sólo un momento pasajero de tristeza. Y en Netflix, está quizás la mejor selección de esta curiosa categoría fílmica no oficial, que todos agradecemos tener a mano alguna vez. Te dejamos la lista de las diez mejores que puedes encontrar en Netflix. 

Let It Snow de Luke Snellin

Fórmula por partida doble: una Feel Good Movie, que además ocurre en navidad. Esta pequeña versión adolescente de la ya clásica Love Actually es una comedia romántica que también, es un pequeño drama amable con final espléndido para llorar y reír. Tiene de todo lo que puedes necesitar para un día de humor agrio: desde encuentro y desencuentros entre parejas, accidentes ridículos, risas a granel y por si eso no fuera suficiente, la sensación que todo puede salir de vez en cuando. Te advertimos: sólo para situaciones de emergencia. 

Enola Holmes de Harry Bradbeer

Enola Holmes es una de las mejores y más encantadoras películas originales de Netflix hasta ahora, que no tenemos ni la más mínima duda que te pondra de buen humor. Razones sobran: desde la estupenda adaptación de los encantadores libros de Nancy Springer, una carismática Millie Bobby Brown hasta un misterio extravagante, la película te hará reír y pasar un buen rato apenas sin notarlo. Si todo lo anterior no te convence, también es una película con un subtexto respetable:el guión toma tiempo para considerar lo que significa ser una mujer en el mundo de un hombre de una manera orgánica (e importante) para la historia en cuestión. ¿Nada de eso logra vencer tu resistencia? Tenemos un nombre: Henry Cavill como el celebérrimo Sherlock Holmes. 

Always Be My Maybe de Nahnatchka Khan

Coescrita y protagonizada por Randall Park (el querido agente Woo) y Ali Wong, la película sigue a un par de mejores amigos adolescentes que vuelven a reencontrarse siendo adultos. Park y Wong tienen una química espléndida, la película no puede ser más divertida, pero esta feel good movie tiene un ingrediente dinamita: Keanu Reeves haciendo el mejor cameo imaginable ¡paradiandose a sí mismo! Si eso no te hace tener un buen día, entonces comenzaremos a preocuparnos. 

Set It Up de Claire Scanlon.

Esta es la heredera de todas las sencillas, deliciosas y olvidables comedias románticas de los años noventa, que además, tiene un dúo de actores estupendos al frente. Zoey Deutch y Glen Powell, interpretan a dos asistentes conspiradores que terminan enamorándose entre torpezas, chismes malos y la sensación que con cierta frecuencia, hay un día bueno que celebrar. Con su aire encantador, sin complicaciones y en especial, bien construido es una extraña mirada a la nostalgia que agradecerás. 

To All the Boys I’ve Loved Before de Susan Johnson

Basada en la novela del mismo nombre de Jenny Han, la historia sigue a Lara Jean (Lana Condor), una adolescente cuyas peores pesadillas se hacen realidad cuando por accidente, se envían cinco cartas que escribió a sus cinco amores platónicos. Las cosas no pueden salir peor y de pronto nuestra angustiada heroína se ve en la complicada situación de ir de un lado a otro, tratando de entender qué le ocurre, por qué le ocurre y a quien ama. Todo a la vez, mientras resbala, ríe y coquetea ante la cámara. Convertida en un éxito por su capacidad para hacer reír, en nuestra recomendación para un día complicado antes o después. 

Wine Country de Amy Poehler

 El debut como directora de Amy Poehler no podía ser más divertido y conmovedor, algo que por supuesto, no nos sorprende en absoluto. La película es una delicia de principio a fin y es de hecho, una especie de gran celebración a la amistad, las causas nobles y las pequeñas grandes locuras que todos cometemos de adulto. No te exigirá otra cosa que ponerte cómodo, tenderte en el sofá y a reír, que vale la pena hacerlo de vez en cuando. 

About Time de Richard Curtis

¿Comedia romántica, risas y viajes en el tiempo? ¿Hay algo semejante? sí y además protagonizado por el pelirrojo favorito de todo Domhall Gleeson, junto con una encantadora Rachel McAdams. Divertida, absurda, amable, no hay nada que esta película no pueda hacer por ti en que solo necesites reír. 

Space Jam de Joe Pytka

El clásico de 1996 es una de las grandes películas para nostálgicos, desanimados, entusiastas del puro entretenimiento y amantes del deporte. Todo a la vez y bien mezclado con una historia sencilla pero divertida, que además, recurre a todos — repetimos todos — los recursos para hacerte sentir mejor. Oye, hablamos de una película que unió a héroes de la infancia con leyendas del baloncesto para crear algo por completo nuevo. ¿Qué puede salir mal? afortunadamente, nada. 

Bathtubs Over Broadway de Dava Whisenant

¿Necesitas una historia de la vida real que te haga sonreír? Esto es para ti: hay drama, un gran recorrido emocionante en busca de un tesoro de incalculable valor emocional, risas, buena música, ancianos adorables y un ritmo trepidante que te levantará de ese sofá a dar saltos de alegría. Bien, no te garantizamos esto último, pero lo puedes intentar. 

Groundhog Day de Harold Ramis

¿Qué ocurriría si tu día más intrascendente se repitiera hasta el infinito? Preguntalo a Phill (Bill Murray), que se quedó atrapado en el pueblo más aburrido de todo el país en el día más ridículo del año. En este clásico de principios de los 90, la tortura eventualmente conduce al amor verdadero en esta encantadora obra maestra. Una película para alegrarte de los cambios, por mínimos que sean. 

Written by Aglaia Berlutti
Aglaia Berlutti es abogada, fotógrafa y escritora, ha dedicado buena parte de su trabajo profesional en ambas disciplinas a la profundizar en la iconografía femenina, con especial énfasis en la mujer que crea y la divinidad femenina. Actualmente se desempeña como profesora de Autorretrato, fotografía en Film e historia de la fotografía en Venezuela en la Escuela Foto Arte, fotógrafa independiente y editora en la revista dedicada a la temática del horror Penumbria de México. Profile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *