Cultura, Jaqueable, Tech

Por qué tu empresa o tu emprendimiento necesita Design Thinking para triunfar.

Normalmente pienso como arquitecto y diseñador, y eso hace que mi primera aproximación a muchas cosas sea tratar de resolver los problemas...

Guillermo Amador Written by Guillermo Amador · 2 min read >

Al principio del año cuando se comenzó a hablar de la posibilidad de una cuarentena global, y las medidas de distanciamiento social, les hablé de la creatividad y de que sería eso lo que nos iba a salvar. Hasta ahora ha sido así, ya nivel de empresas, compañías o emprendimientos vimos a muchos pivotar, moverse, cambiar de rubro, modificar ideas, competir por fondos de inversión y finalmente, sobrevivir. 

Nunca ha sido tan cierto eso de “innovar o perecer en el intento”, sea que tu modelo de negocios necesitaba un pequeño ajuste o un nuevo enfoque.

Aquí es donde entran estrategias como el product-market fit y específicamente de lo que les hablo hoy, el design thinking. El 70% de los startups y hasta grandes empresas con inversiones billonarias, como el servicio de streaming Quibi, fallan en algún momento, porqe no había una necesidad de mercado para el producto. Puedes tener estudios extensísimos del comportamiento de los potenciales clientes, pero el distanciamiento social sin duda cambió el comportamiento en muchos de ellos. Ya lo dijimos en abril, a precio y calidad se le suman factores como seguridad, limpieza, y cada día eso afecta mucho más la toma de decisiones, y aquí entra en el juego el design thinking.

¿Qué es design thinking?
Es un proceso de desarrollo basado en pensar como lo haría un diseñador a la hora de resolver un problema. Se analiza el problema y se encuentra la solución a través de la empatía con las necesidades, problemas y motivaciones del usuario. No solamente se usa para diseñar un objeto o un producto, sino que puede ser usada en cualquier área o situación, para mejorar experiencia de usuario, definir un modelo de negocio, mejorar un servicio que ya se ofrece e incluso mejorar procesos.

En el design thinking se tiene en consideración:

  • Ser empático con tus clientes recogiendo su feedback y observando su comportamiento cuando interactúan con tu producto. Con ello se define el problema real que tienen tus potenciales clientes.
  • Se generan ideas en brainstormings con el resto del equipo.
  • Eso nos lleva a desarrollar un prototipo que puede ser manipulado por los usuarios/clientes.
  • A través de las pruebas se vuelve al proceso de generación de ideas y definición de problemas. Yo lo llamo “lave y repita”, como con el champú.

No es un proceso rígido sino que se va modificando dinámicamente, basado en los resultados de la primera parte, puedes decidir hacer un pequeño ajuste o comenzar desde el inicio. 

En este año de cambios y de nuevas normalidades hemos visto como empresas que hacen ropa se han dedicado a hacer tapabocas, restaurantes y chefs han desarrollado menús especiales solo para delivery, mucha gente dando clases a distancia y en general casi todas las actividades que normalmente hacemos de forma presencial, ya tienen su versión digital, en línea, a distancia, gracias a la creatividad de muchos.

Todos ellos han usado, de forma consciente o no, el design thinking para hacer más efectivos sus procesos experimentando e innovando con un proceso estructurado. Con el design thinking se han adaptado y han seguido adelante, no solo sobreviviendo, sino teniendo éxito en esta nueva realidad que vivimos y en los meses que vienen.

¿Te gustaría recibir artículos como este directo en tu buzón de correo electrónico? Suscríbete a mi newsletter gratuitamente entrando en todo.elmodulor.com.

Written by Guillermo Amador
Guillermo es Arquitecto, Marketero, Podcaster. También es Masterchef de su casa. En sus ratos libres...ah no, eso no tiene. Profile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *