Cine y TV, Cultura

Cinco cosas que puedes ver en Netflix si amaste el Juego del Calamar

Si ya viste el Juego del Calamar y deseas más contenido con la misma tónica, Netflix tiene de todo para que puedas...

Written by Aglaia Berlutti · 4 min read >

Si ya viste el Juego del Calamar y deseas más contenido con la misma tónica pesimista y cruel, Netflix tiene opciones que ofrecer. Ya sea que te haya cautivado la densidad de los planteamientos sociales, el riesgo de un juego mortal o la temática. El catálogo del gigante del streaming tiene de todo para que puedas profundizar en varias de las perturbadoras ideas de la serie.

A menos que vivas bajo una piedra ya lo sabes. La serie de Netflix El Juego del Calamar se transformó en un fenómeno y de audiencia que rebasó cualquier expectativa. La historia de un juego fatídico y cruel que prueba la resistencia física, moral y espiritual de sus participantes, se ha convertido en un fenómeno. Y no sólo de audiencia. También, en un espontáneo e impredecible hito de la cultura pop que parece estar en todas partes. Desde comentarios para una venidera segunda temporada (aún no confirmada) y un videojuego; nada parece ser suficiente para contener la colosal popularidad del show. 

Pero, aunque no hay una explicación real para la revolución mediática a su alrededor, sí parece haberla para el morboso interés que despierta en la audiencia. Más allá de la serie, los temas que toca la historia parecen haberse convertido en obsesiones colectivas. La producción, rechazada hace diez años por considerarse “cruel e inverosímil”, en la actualidad captó el interés del público de la post pandemia. O al menos, un tipo de televidente que se hace preguntas concretas sobre lo social, cultural y la violencia. 

¿Es el éxito de El Juego del Calamar una mirada en apariencia simple hacia algo más complejo?; es difícil decirlo en mitad del fenómeno. Pero lo que, si queda claro, es que el apetito de la audiencia por temas crueles, retorcidos y con un cierto comentario social es más ávido que nunca. Y Netflix, tiene material para satisfacerlo. Te dejamos cinco opciones que puedes ver una vez que hayas visto los nueve y terroríficos capítulos del Juego del Calamar. 

El Hoyo de Galder Gaztelu-Urrutia

La película suceso del 2019 es un recorrido incómodo por una visión distópica sobre la pobreza. O podría serlo, porque el argumento no se explaya en explicaciones, sino que muestra la crueldad de un sistema de supervivencia extremo. Este “Centro de autogestión vertical” puede ser una prisión o algo más. También, un centro de reclusión para pagar deuda, obtener beneficios o un lugar de confinamiento. O todo a la vez. El caso, es que se trata de un lugar donde la lucha por la vida se basa en decisiones que a menudo, implican la muerte de alguien más. 

Por si eso no fuera suficiente, cada nivel, personaje y decisión, se convierte en un espiral de horror. Uno que aumenta a medida que se desciende a un simbólico infierno interior, la comida se hace más escasa y la violencia más cruda. Si el Juego del Calamar te pareció aterrador y fascinante, El Hoyo te sorprenderá por sus implicaciones culturales, sociales e incluso filosóficas. 

The Kingdom Kim Seong-hun y Park In-je

¿Qué tiene que ver una historia de zombies con un juego malvado? Las dos temporadas de la serie surcoreana tiene una relación directa con El Juego del Calamar y no sólo por proceder del mismo país. Ambas contemplan la lucha entre la vida y la muerte desde cierta perspectiva retorcida y también, elaboran una idea extraña sobre el sufrimiento. Hay mucho de ambición, un entramado hilo político y en especial, un estudio sobre la nobleza y la miseria humana en ambas producciones. Tanto, como para que la línea entre ambas sea más firme de lo que pudiera parecer. 

En realidad, incluso hay algo más interesante en Kingdom. Los zombies son una excusa para explorar hasta dónde serían capaces de llegar sus personajes. El bien y el mal se confunden, hasta crear una especulación directa sobre los horrores interiores. A veces, los monstruos tienen rostro humano. Y Kingdom lo comprueba. 

Parásito de Bong Joon Ho

La dureza de las diferencias de clases sociales y en especial, la mirada cultural hacia la pobreza es un tema recurrente en el film Parásito. La sensación del 2019 no sólo logró establecer un curioso diálogo entre lo visual y lo argumental para narrar una historia cruenta. También llevó la dualidad del sufrimiento colectivo a una dimensión tan profunda como angustiosa. No es una película sencilla y aunque sus vínculos con el Juego del Calamar son endebles, ambas ponderan sobre las mismas cosas. 

Después de todo, el enfrentamiento entre los Park y los King, es una metáfora retorcida de la escisión de la sociedad. Bong lleva la condición de la pobreza y la riqueza a una dimensión incómoda; una además que se entrecruza en medio del drama, el humor negro y la violencia para convertirse en un mensaje. Y aunque sin duda, el Juego del Calamar jamás alcanza el virtuosismo de la ganadora del Oscar, si hay visiones paralelas sobre los mismos temas. 

Tren a Busan de Yeon Sang-ho

De nuevo los zombies como un poco de comentario social. Si a eso añadimos que todos los pasajeros del tren titular deben luchar por su vida, la película guarda paralelismos con la serie éxito de Netflix. De hecho, hay una recurrencia en la mirada sobre el hecho de la toma de decisiones para salvar la vida o la de otros. O en el peor de los casos: la de matar para sobrevivir. 

Poco a poco, lo que comienza como una brillante y frenética película de zombies, se transforma en algo más elaborado, atípico y doloroso. Finalmente, desemboca en una espléndida y conmovedora escena final que deja claro que el film, narra una historia pesarosa. Pero no precisamente sobre monstruos. O en todo caso, no solo sobre ellos. 

Alice in Borderland de Shinsuke Sato

Por supuesto, es la alternativa más obvia si buscas un juego mortal que prueba al límite a sus jugadores. La adaptación del manga del mismo nombre, creó una versión inquietante sobre el azar, el miedo y la habilidad mental en circunstancias límite. Con ciertas reminiscencias a la franquicia Saw y una mayor envergadura en la la percepción de una infraestructura medular y peligrosa, la serie es inquietante. Desde el Tokio desolado hasta la forma en que los juegos van creando la sucesiva sensación de la pérdida del sentido del bien y el mal, se trata de una serie fascinante. Una que además, lleva el concepto de Juego del Calamar a otros lugares mucho más oscuros y siniestros. 

Written by Aglaia Berlutti
Aglaia Berlutti es abogada, fotógrafa y escritora, ha dedicado buena parte de su trabajo profesional en ambas disciplinas a la profundizar en la iconografía femenina, con especial énfasis en la mujer que crea y la divinidad femenina. Actualmente se desempeña como profesora de Autorretrato, fotografía en Film e historia de la fotografía en Venezuela en la Escuela Foto Arte, fotógrafa independiente y editora en la revista dedicada a la temática del horror Penumbria de México. Profile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *